ugg descuento triunfó la indignación por encima de la esperanza

Colombia no escap a la rabia pol que parece haberse impuesto en el mundo entero. El 2 de octubre gan el No en el plebiscito sobre el acuerdo de paz firmado en La Habana entre el gobierno y las Farc. En medio de un amplio desconocimiento sobre los detalles del mismo, parece haber consenso en que su rechazo expresaba una mezcla de sentimientos que a requieren de mayor an e interpretaci La editorial public este diciembre un primer ensayo que intenta interpretar este fen Se trata de El triunfo del No, la paradoja emocional detr del plebiscito, escrito por Andrei G doctor en relaciones internacionales, mag en Guerras Contempor y Estudios de Paz de la Universidad de Sussex, de la que es investigador asociado, al igual que de Oxford. Estas son las claves emocionales que encontr G

El brexit de Gran Breta el triunfo de Trump en Estados Unidos y el plebiscito en Colombia tienen en com que apelaron a un discurso emocional transmitido a trav de dispositivos ret que condensan en una frase una cantidad de informaci que se convierte en un filtro para interpretar la que llegue de otras fuentes. Uno de esos dispositivos fue, por ejemplo, el concepto de castro chavismo, pues se asocia con ideas muy fuertes.

Aunque las emociones siempre est presentes en la pol han sido vistas como incorrectas por el uso que hizo de ellas el fascismo. En el mundo liberal las instituciones permiten tomar decisiones racionales, y regulan las emociones. Sin embargo, el mundo est virando hacia el neopopulismo, hacia la econom pol del odio.

Este resurgimiento del odio como pol es una campanada de alerta para la democracia liberal que se ha fundado en la representatividad. La gente se siente frustrada porque quienes los representan no cumplen sus expectativas.

El triunfo del No, al igual que el del brexit o el de Trump, es en parte un rechazo al establecimiento. Mucha gente vot No porque se movilizaron emociones de insatisfacci Era una cuenta de cobro directa al gobierno y a las Farc.

La rabia es una emoci importante porque permite movilizarse. Pero hay que tramitarla de forma constructiva. Si hay manipulaci emocional, la rabia tergiversa toda la informaci que el ciudadano recibe. Eso fue lo que hicieron algunas campa del No.

El gobierno intent explicar de manera racional un proceso de paz planeado de manera racional, con beneficios tasados de manera racional. Pero quienes ten un marco de referencia basado en la rabia, el miedo, la decepci y la incertidumbre no internalizaron esos argumentos.

Las emociones circulan a trav de disposiciones afectivas que nos componen como seres humanos. La simpat nos permite transmitir sentimientos. La antipat hace que aunque queramos transmitir un sentimiento, el otro reciba lo contrario. La indiferencia es la incapacidad de transmitir emociones, y el olvido consiste en vivir una emoci y negarla despu Reemplazarla por otra.

En contextos transicionales estas cuatro disposiciones afectivas son normales, pero terminan siendo polarizadas. En el caso de Colombia, Uribe tuvo en polarizar la simpat Mensajes como sin impunidad transmit la rabia que sent y la volv colectiva. Eso cre un lazo de unidad que hizo que otras emociones no entraran y se produjera antipat hacia ellas. Por eso los actos de perd de las Farc no tuvieron impacto. La gente los ve como cinismo.

Tambi fue claro que en Colombia falta una educaci emocional. El cobro que los ciudadanos les han hecho a sus gobiernos tanto en el brexit, con Trump y en el plebiscito es que las pol p se basan en c racionales y desconocen las emociones de los ciudadanos.

En 2018 la gran bandera de la oposici ser incrementar el sentimiento de la traici a los resultados del plebiscito. El gran reto que tendr el candidato que quiera continuar con la apuesta del proceso de paz es pensar en neutralizar ese sentimiento de traici Convertir la solidaridad, la confianza, el perd en im y sentimientos.
botas ugg outlet madrid triunfó la indignación por encima de la esperanza