ugg zuecos botas para montar

Las botas de montar son muy importantes para esta diputada por La Reina y Pealolén. “La equitación ha forjado mi carácter desde siempre. He montado a caballo desde que tengo uso de razón”, explica. “Le debo esta pasión a mi padre, quien en 1952 fue vicecampeón olímpico de equitación. He tenido botas de montar desde los ocho aos; unos cinco pares en toda mi vida. Pese a que ya no practico este deporte con la frecuencia de antes, las últimas botas que me mandé a hacer siguen siendo mi objeto más preciado, y de ellas nunca me voy a deshacer. Me las confeccionó un famoso botero a principios de los ochenta, lo que significa que ya tienen más de 30 aos. Están un poco pasadas de moda, pero aún no les salen telaraas. Ocasionalmente me las pongo y me siento muy.

Esta ingeniera comercial en proceso de titulación es una fanática de la moda; está feliz como cofundadora y gerente de finanzas de Cranberry Chic, nueva red social de moda solo para mujeres y ganadora de un Start Up Chile. Estas botas le gustan por su versatilidad. “Las uso hasta para andar a caballo en el campo, pero también de día y para salir en la noche. Las compré hace cuatro aos en la plaza Serrano, en el barrio Palermo de Buenos Aires. Hace tiempo que quería tener unas botas de montar que también me sirvieran para la ciudad. Son muy cómodas y cada vez que las uso me traen los mejores recuerdos. No sé si es por el cuero, por su olor, o por la manera en la que se han ido curtiendo con los aos, pero cada vez me gustan más. El buen cuero tiene esa cosa noble, que lejos de envejecer con el tiempo, va tomando más.

Tiene en su mueca derecha un pequeo tatuaje con las letras ‘C’ entrelazadas, el logo de Coco Chanel. Es un detalle, pero la refleja en cuerpo y alma. “Ella es inspiración total”, dice. La diseadora argentina Carolina Aubele sabe de lo que habla. Nombre reconocido en su país, a los 43 aos, puede mostrar una trayectoria envidiable por estas tierras. Es de las pocas latinoamericanas que puede presumir que sus vestidos han sido usados por celebridades como Eva Longoria y la top model Tyra Banks. Duea de su propia marca, sus producciones, especialmente en cuero, se encontraban en vitrinas de Asia y Estados Unidos, hasta que las restricciones impuestas en Argentina la hicieron poner pausa a sus creaciones y concentrarse en La Maison Aubele, un instituto especializado en moda y asesoría de imagen. Recientemente de visita en Chile, conversó con TyM de estilo, errores y. Lario, que durante los 19 aos de matrimonio con Berlusconi ha hecho gala de discreción, rompió su silencio.

El antiguo botín Chelsea vuelve a estar de moda luego de casi dos siglos desde su creación. Estos botines aparecieron en Inglaterra en el siglo XIX como botas para montar, pero a fines de 1837 Charles Goodyear, zapatero oficial de la reina Victoria, les aadió un elástico al costado para que fuesen muy fáciles de poner. Con eso ganaron popularidad tanto para hombres como entre mujeres, transformándose en uno de los zapatos más usados hasta comienzos de la Primera Guerra Mundial. En los aos 60 regresaron de la mano de Los Beatles, quienes los reposicionaron en la lista de los zapatos más fashion durante varios aos. Esta temporada el Chelsea ha vuelto y con más fuerza que nunca, y sobre todo entre las mujeres. Reinventado, los hay en una gama de modelos, materiales y colores mucho más amplia. Algunas de sus fieles seguidoras son Alexa Chung y Victoria.

Por Sabine Drysdale desde Londres, fotos: Reuters, Sabine DrysdaleLa Boda Real ya está en el pasado. El mayor David Bevan empieza su primera semana de trabajo en la academia militar de Sandhurst y entrena para su segunda misión de combate contra los talibanes en Afganistán. Por ahora, no más ensayos en la madrugada frente al palacio de Buckingham, no más horas de pie inmóvil, ni honores militares para los nuevos duques de Cambridge, ni para la reina Isabel.

Macarena Vega y María José AhumadaLos que aman y los que odian bailar cuecaSaben que el contacto con sus electores es clave y por eso están en todas las actividades oficiales de sus distritos. También saben que no pueden negarse a bailar cueca cuando son invitados. De ahí que para algunos políticos el baile nacional sea un verdadero dolor de cabeza. La presidenta del PPD, Carolina Tohá, cuenta que cuando era diputada por Santiago y sabía que tendría que inaugurar ramadas, pasaba semanas con insomnio. “Así como algunos dicen ‘se me apareció marzo’, para mí era ‘se me apareció el 18′”, dice. A su vez, el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett (UDI), reconoce que le costó mucho aprender a bailar y por eso todos los aos vuelve a tomar clases particulares. Esta vez lo hizo junto a su hermana, la diputada Mónica Zalaquett, a quien le sirvió, porque el Presidente Piera.

Por Josefina Licitra. Voy a ser rica y elegante durante 24 horas. Voy a pasear en Rolls Royce, a dormir en una cama con dosel y a apoyar el dedo en una tetera de plata. Voy a andar en carruaje bebiendo champagne, voy a cabalgar hasta una caada y voy a cenar bajo un techo pintado a mano por un artista.
precio de botas ugg originales botas para montar