precio ugg españa La regla del

Durante los a 50 y 60 hubo un impulso renovado en el estudio de la memoria humana, relacionado tambi con el inter en estos temas en los albores de la inform Uno de esos estudios (Miller) determinaba que el “chunk” o unidad de medida de informaci b para un ser humano era de siete elementos m dos.

O sea, que nos resulta recordable aquella informaci cuya cantidad de datos est entre cinco y nueve. No sirve para nada hacerse una gran lista de objetivos, pues va contra la naturaleza misma de nuestra concepci de nuestra forma de abordaje natural.

Claro, si usted incorpora la inform los sistemas de seguimiento, los de gesti SAP y los sistemas de Project Management, me dir que es bien posible gestionar mucho m objetivos de cambio, m complejos, numerosos, y abarcativos.

Y ah est la cosa: d llevamos la ambici expresada en cantidad de objetivos y sus elementos desagregados?

Senge nos recuerda que si bien es posible t plantearnos muchos objetivos, no es eficiente. Miller nos recuerda que hay una base emp que indica una limitaci clara en el n a plantearnos.

Entonces, me viene esta idea de ser m modestos en la cantidad, y entonces quiz m ambiciosos en la calidad del cambio y de los objetivos a abordar. Algo as como “pocos y buenos”.

Por estas cosas es que ya no creo en los procesos organizacionales de reforma (que suelen tener decenas de de cambio), soy cada vez m esc de los planes de cualquier gobierno (libros llenos de declaraciones), y de toda la parafernalia del mundo de la gesti actual. T ser posible, humanamente creo que no. Ecol en tanto relaci Ser Humano S mismo Ambiente, no lo es.

Liderar el cambio nos debe mover a centrarnos en este tema del foco, de la priorizaci y del confiar.

Confiar, en que el mundo puede cambiar much apenas y a partir de millones de iniciativas enfocadas en unos pocos objetivos. Confiar en que ya no es un tema de unos pocos “iluminados” que arman sus decenas de objetivos, sino de tener foco y avanzar, paso a paso, involucrando y proponiendo, y sobre todo, articulando con otros. Al fin y al cabo, el c es la c que cree que puede crecer y multiplicarse eternamente, sin l buena pregunta ser son esas ‘una o dos’ necesidades sobre las que me comprometo a actuar?
ugg hombre madrid La regla del